Archive for 27 septiembre 2009

Flâneur es Amar lo Real – 2009 9 26

septiembre 27, 2009

(… y también, es Detener el Mundo.)

aMok

Anuncios

Chomsky y Foucault – extractos de un debate.

septiembre 26, 2009

Hace un tiempazo encontré este extracto de un debate entre Michel Foucault y Noam Chomsky, de 1971. Más que un debate, me pareció una puesta en común y sintonización de ideas. Digamos, cierto diálogo en donde los conceptos y entendimientos de ambos autores se entrelazaban para reconstruir determinadas nociones acerca del orden social, su dinámica, funcionamiento y las posibilidades de cambio. Recién hablando con una ex compañera ya egresada de la facu recordábamos ciertos temas de la materia Psicología General, que dentro del Plan de Estudios de la carrera se ubica casi en primer plano (generalmente se cursa en 1er año). Hablábamos de cómo a veces los alumnos desprestigian los conocimientos transmitidos y adquiridos en esa materia, que varían desde temas como ‘estudios epistemológicos interculturales’ hasta ‘estudios de la memoria’

En fin, acá ‘embeddeo’ el extracto de debate, desde Youtube.

Parte 1/2

(fuente: http://www.youtube.com/watch?v=WveI_vgmPz8)

Parte 2/2


(fuente: http://www.youtube.com/watch?v=S0SaqrxgJvw)

"Atmospheric conditions" – disco de Steve Roach

septiembre 26, 2009

Últimamente ando algo explorador de la música que hace tiempo bajé a mi computadora, incursionando en los géneros de música ambiental y contemporánea.
El otro día di con este disco de Steve Roach, “Atmospheric conditions”. El título del disco es suficientemente autoexplicativo. A su vez, encontré esta reseña en Internet:

Tapa en grande

Everybody talks about the weather, but nobody does anything about it… except perhaps synth-shaman Steve Roach… with the extended soundscapes of his newest release, he creates his very own Atmospheric Conditions.

These three beatless tracks move into your listening space like a welcome warm front, with gentle highs and lows swirling together in organic interactions.

fuente y reseña completa: http://www.spiderbytes.com/ambientrance/roa-ac.htm)

Para ser fiel a mis intenciones recomendatorias, subí el disco a Rapidshare de modo que, quien quiera, lo pueda bajar y escuchar inmediatamente.
Link: http://rapidshare.com/files/284900788/steve_roach_-_atmospheric_conditions.rar

Venta de papel artesanal y tarjetas – Molineros del Borda

septiembre 25, 2009

Comparto la información acerca del Proyecto que está en vigencia en el hospital Neuropsiquiátrico José T. Borda. Personalmente incluí y discutí este Proyecto en un trabajo para la Facultad y con sus límites pero también sus alcances, me parece muy coherente y sobretodo, favorecedor del desarrollo de la creatividad (una capacidad que a veces es devaluada cuando se habla de ‘locura’). Acá va toda la info:


El Hospital Borda agradecerá la divulgación de esta información-
En el Hospital Neuropsiquiátrico José T. Borda funciona un programa de alta, donde algunos pacientes trabajan el tema de su externación.


Se hacen distintas actividades y una de ellas es la de los ‘Molineros del Borda’.Aquí fabrican papel artesanal con el cual hacen tarjetas de casamiento, de cumpleaños, personales, diplomas y varias cosas más. Tienen muy buena calidad de papel y buenos precios.

La propuesta es que hagamos entre todos una cadena de mail para que este emprendimiento pueda hacerse conocer cada vez más. Ellos necesitan trabajar, y cada producción que hacen y venden es un ingreso y esto, como para cualquier persona, es necesario y gratificante para ellos..Estamos enviando la dirección de mail y el teléfono para que cualquiera que necesite alguna tarjeta pueda comunicarse:

molinerosdelborda@ yahoo.com. ar
o al teléfono: 4304-5546

Les agradecemos a todos la colaboración en esta tarea.
¿PODÉS REENVIARLO?
EL HOSPITAL BORDA TE LO AGRADECE

"Jacques Lacan: refundar el Psicoanálisis" – Documental de Elisabeth Kapnist y Elisabeth Roudinesco

septiembre 25, 2009

Promediando el comienzo del cuatrimestre, uno de los co-ayudantes de la materia “Clínica de Adultos” de Psico nos compartió vía mail este documental, como invitación a esclarecer un poco de qué se trata la obra de Lacan, en estrecha relación con su biografía. Ayer a la noche encontré el momento de verlo; algunas cuestiones me gustaron mucho, otras me generan debate y siguen alimentando mis sentimientos ambivalentes hacia “este tipo”. Por un lado, leo cosas de él y me siento identificado; por otro, creo que estaba brillantemente desquiciado y sigo manteniendo cierta postura crítica a lo que considero debería ser una mirada crítica en su aporte: la constante alusión metafórica del “retorno a Freud”, cuya cínica y siniestra identificación “con” creo yo estuvo al borde de la destrucción de la teoría freudiana. En fin, el documental me gustó y si algún o alguna estudiante de Psicología (o no) tropieza con este y le sirve para ilustrarse mejor acerca de qué carajo hizo Lacan en Psicoanálisis, acá tienen un canapé.

Jacques Lacan: refundar el Psicoanálisis. Realizado por Elisabeth Kapnist y Elisabeth Roudinesco.

Videos tu.tv

Ley de Medios – información y opiniones.

septiembre 25, 2009

Este post tiene como propósito esclarecer información y opiniones acerca de la Ley de Radiodifusión (Ley de Medios) que está actualmente en debate en el escenario político.
Para ello, se transcribe el contenido de dos mails que yo mandé a “mi” lista con información y mi postura, sumado a tres mails de opinión crítica de otras personas: María Laura Cross, Rayén Aimé Gabucci y Taly Baran Attias. No les pedí permiso para postear sus opiniones, así que si leen esto y se sienten ofendidas o por alguna otra razón prefieren que su opinión quede en el anonimato (o directamente, no quede), me lo hacen saber. Yo me tomo el atrevimiento de, en principio, postearlas para quien le interese leer opiniones diversas.

12 de Septiembre – Mail mío.

(…) No sé ustedes pero personalmente ando algo desorientado con el debate por la Ley de Medios. Principalmente no sé en qué consiste y qué medidas secundarias pueden estar vinculadas a estos puntos. Es decir, uno lee una ley y puede decir: “ah, bárbaro, lo que dice me parece genial”. Y luego la ley puede tener alcances y repercusiones sociales que quizás diferían magistralmente de aquello que uno leyó. No estoy diciendo con esto que sea el caso de esta ley; al leer los puntos me pareció bastante interesante y coherente. Lo único que quizás me cuestionaría es cómo ejercería el Estado el ‘status’ de administrador. Pero no lo digo desconfiadamente, sino como algo a lo que en todo caso habrá que prestar atención, ya que la administración de los medios de información (opino yo) da muchísimo poder. En fin, les dejo el mail que me mandó una amiga de Filosofía. A mí me amplió muchísimo el panorama. Saludos.

____


Esto es basicamente lo que propone la ley de servicios audiovisuales… para saber un poco mas de la realidad y no escuchar las pavadas que dice la prensa actual. Al final de la lectura, se daran cuenta que es cualquier cosa menos un amordazamiento a la prensa pero si todavia no lo creen empiecen a tomar conciencia cuidadana y tomense unas horitas para leer la ley entera. La pueden encontrar en www.argentina.ar/hablemostodos. Yo no se mucho de leyes asique no descarto la posibilidad de que haya fallas pero se ve que la idea es buena.
Fijense que todavia hoy hay leyes de prensa de la DICTADURA y como sabran nada puede ser mas represor y en contra de la ley de expresion que eso.
Tomemosnos el tiempo para informarnos un poco mas, ya estamos grandes y votamos y si esta vez lo hicimos sin conciencia, la proxima vez que lo hagamos, vamos a votar con conciencia y no por lo que dicen los demas, por hacer oposicion boba o solo por escuchar medios de comunicacion que hablan cosas sin sentido. Vayamos a las fuentes y opinemos desde ahi, cercioremonos nosotros mismos de las cosas que pasan asi no nos meten mierda en la cabeza y terminamos no solo votando porquerias si no tambien dejando que personas como Menen hagan lo que se les canta con nuestra sociedad mientras nos quedamos de brazos cruzados. Dejemos de hablar por hablar y hablemos con fundamento. Si les llego el mensaje y creen que a otro le puede servir pasenlo y si no sigan en su mundo de papel mientras hay gente que sufre por su indiferencia.
Besos
Lau
P.D.: desde ya es un mensaje muy duro y lo se y tambien se que mis palabras no se adecuan a todas las personas que se los mando o que tal vez lo reciban. Cada uno es consciente de lo que hizo, de lo que hace y de lo que piensa hacer, yo desde un lugar muy cómodo si se quiere intento que hagan las cosas sabiendo lo que hacen. Si votan a la derecha, al centro o la izquierda sabiendo lo que ustedes estan haciendo, sabiendo que propone cada partido y que es lo que ustedes creen que es mejor para ustedes o para el pais (depende lo que realmente les importe) los felicito y sigan asi porque estan siendo auntenticos, si no saben lo que hacen, lo que estan votando o sobre lo que estan opinando….deberian pensar que ya tienen mas de 18 años y estan grandes para comportarse como nenes de jardin ¿no creen?


Más de 300 organizaciones sociales, sindicales, de derechos humanos, de pequeñas y medianas empresas, y comunitarias de la comunicación trabajaron durante años en pos de la unidad y modificación de la ley.

Nucleados en la Coalición por una Radiodifusión Democrática, en 2004 suscribieron 21 puntos cuyo contenido se convirtió en símbolo de todos los debates en esta materia.

Este es el trabajo colectivo, producto de extensas jornadas de diálogo y consensos:

1.- Toda persona tiene derecho a investigar, buscar, recibir y difundir informaciones, opiniones e ideas, sin censura previa, a través de la radio y la televisión, en el marco del respeto al Estado de derecho democrático y los derechos humanos.

2.- La radiodifusión es una forma de ejercicio del derecho a la información y la cultura y no un simple negocio comercial. La radiodifusión es un servicio de carácter esencial para el desarrollo social, cultural y educativo de la población, por el que se ejerce el derecho a la información.

3.- Se garantizará la independencia de los medios de comunicación. La ley deberá impedir cualquier forma de presión, ventajas o castigos a los comunicadores o empresas o instituciones prestadoras en función de sus opiniones, línea informativa o editorial, en el marco del respeto al estado de derecho democrático y los derechos humanos. También estará prohibida por ley la asignación arbitraria o discriminatoria de publicidad oficial, créditos oficiales o prebendas.

4.- Las frecuencias radioeléctricas no deben transferirse, venderse ni subastarse. Nadie debe apropiarse de las frecuencias. Las frecuencias radioeléctricas pertenecen a la comunidad, son patrimonio común de la humanidad, y están sujetas por su naturaleza y principios a legislaciones nacionales así como a tratados internacionales. Deben ser administradas por el Estado con criterios democráticos y adjudicadas por períodos de tiempo determinado a quienes ofrezcan prestar un mejor servicio. La renovación de las licencias estará sujeta a audiencia pública vinculante.

5.- La promoción de la diversidad y el pluralismo debe ser el objetivo primordial de la reglamentación de la radiodifusión. El Estado tiene el derecho y el deber de ejercer su rol soberano que garanticen la diversisdad cultural y pluralismo comunicacional. Eso implica igualdad de género e igualdad de oportunidades para el acceso y participación de todos los sectores de la sociedad a la titularidad y gestión de los servicios de radiodifusión.

6.- Si unos pocos controlan la información no es posible la democracia. Deben adoptarse políticas efectivas para evitar la concentración de la propiedad de los medios de comunicación. La propiedad y control de los servicios de radiodifusión deben estar sujetos a normas antimonopólicas por cuanto los monopolios y oligopolios conspiran contra la democracia, al restringir la pluralidad y diversidad que asegura el pleno ejercicio del derecho a la cultura y a la información de los ciudadanos.

7.- El público tendrá derecho a acceder a una información plural, así como a la diversidad cultural. Para ello se deberá garantizar la indemnidad intelectual y estética de los trabajadores de la comunicación y de todos aquellos que participan en la producción de bienes culturales.

8.- En los casos de una integración vertical u horizontal de actividades ligadas, o no, a la comunicación social, se deberán establecer regulaciones que promuevan el pluralismo, respeten las incumbencias profesionales y derechos intelectuales de los artistas y demás trabajadores de la comunicación y el espectáculo.

9.- Deberá mantenerse un registro público y abierto de licencias. El registro deberá contener los datos que identifiquen fehacientemente a los titulares de cada licencia, y los integrantes de sus órganos de administración además de las condiciones bajo las cuales fue asignada la frecuencia. Las localizaciones radioeléctricas no previstas en los planes técnicos deberán ser puestas en disponibilidad a pedido de parte con la sola demostración de su viabilidad técnica.

10.- No podrán ser titulares de licencias de servicios de radiodifusión ni integrantes de sus órganos directivos, quienes ocupen cargos electivos oficiales nacionales, provinciales o municipales, funcionarios públicos de los distintos poderes, miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad, como así tampoco aquellos que hayan tenido participación comprometida con violaciones a los derechos humanos.

11.- Existen tres tipos de prestadores de servicios de radiodifusión: públicos, comerciales y comunitarios de organizaciones de la Sociedad Civil sin fines de lucro. Quedará prohibido todo tipo de discriminación o cercenamiento a causa de la naturaleza jurídica de la organización propietaria, en cuanto a potencia, cantidad de frecuencias disponibles o limitaciones a los contenidos. Todos los servicios de radiodifusión podrán contratar publicidad en igualdad de condiciones, ya que así se respetan los derechos humanos económicos, sociales y culturales.

12.- Los medios estatales deberán ser públicos y no gubernamentales. Deberán proveer una amplia variedad de programación informativa, educativa, cultural, de ficción y de entretenimiento garantizando la participación ciudadana y la atención a las necesidades de la población. En todas las regiones del país se destinará una frecuencia a la recepción gratuita del canal de TV pública nacional y de Radio Nacional; y de igual forma se reservará al menos una frecuencia para una radio y una emisora de TV provincial y una emisora de FM municipal . Los servicios de la radiodifusión universitaria constituyen un sistema público de gestión autónoma y se reservará no menos de una frecuencia de radiodifusión a cada una de las Universidades públicas nacionales.

13.- Los planes técnicos deberán reservar al menos el 33% de frecuencias, en todas las bandas, para entidades sin fines de lucro. En estos casos tendrá que prevalecer como criterio de asignación de frecuencias el plan de servicios y la inserción de las entidades en su comunidad.

14.- La ley establecerá cuotas que garanticen la difusión sonora y audiovisual de contenidos de producción local, nacional y propia. Esto implica producción realizada por actores, músicos, directores, periodistas, artistas, investigadores y técnicos argentinos, y reglamentará la obligación de inversión en producción propia y en la compra de derecho de antena de películas nacionales.

15.- La explotación de los servicios de radiodifusión es indelegable y debe ser prestada por el propio titular de la licencia.

16.- Las repetidoras y cadenas deben ser una excepción a la regla de modo tal de priorizar el pluralismo y la producción propia y local, salvo para las emisoras estatales de servicio público o la emisión de acontecimientos de carácter excepcional.

17. La publicidad sonora y audiovisual será de total producción nacional y deberá siempre diferenciarse de los contenidos de la programación, no estará incluida en esta, se difundirá en tandas claramente identificadas al inicio y al final por la señal distintiva del medio y no inducirá a estafas y engaños a la comunidad.

18. Los sistemas de distribución de señales deberán incluir en su grilla de canales las emisoras de TV de aire de la localidad, el canal público nacional y un canal con producción informativa local y propia.

19. La autoridad de aplicación deberá respetar en su constitución el sistema federal y estará integrada además por organizaciones de la sociedad civil no licenciatarias y por representantes de las entidades representativas de los trabajadores de los medios y de las artes audiovisuales.

20.- Se creará la figura de la “Defensoría del público”, con delegaciones en las provincias, que recibirá y canalizará las inquietudes de los habitantes de la Nación. Deberá incluirse un capítulo que garantice los derechos del público. Estos podrán ser ejercidos directamente por los habitantes de la Nación o a través de la defensoría del público.

21. En la nueva ley se deberá contemplar la normalización de los servicios de radiodifusión atendiendo a las necesidades de aquellos impedidos de acceder a una licencia por las exclusiones históricas de la ley 22.285 y la administración arbitraria de las frecuencias por parte del Estado nacional.

Info sacada de www.argentina.ar/hablemostodos


14 de Septiembre – Mail mío.

Bueno, recién acabo de ver un debate en “Tiene la palabra” entre Agustín Rossi (de Frente para la Victoria) y Oscar Aguad (de la Unión Cívica Radical). Aguad puntuó un par de cosas que me esclarecieron muchísimo más el panorama sobre esta “nueva” ley que se quiere instaurar:

Según él:
– La estigmatizada “ley de la Dictadura“, parece ser una representación de aquella ley que acorde a una época sociohistórica desastrosa de nuestro país, cuyo contenido original está obsoleto, ya que sufrió incontables modificaciones para hacerse valer en los períodos de Democracia. Según Aguad, las modificaciones pasaron por las presidencias de Menem, hasta Kirchner (Néstor, aunque hoy sea tan ambiguo seguirlo viendo detrás de la supuesta Presidenta).
– Estas modificaciones se expresaron a la manera de nuevos artículos o modificaciones de existentes que garantizan la libre expresión y puntos similares a los 12 puntos que compartí antes, donde se propone la “nueva” ley.
– El único cambio que habría en la transición de la vieja a la nueva ley sería la cancelación de contratos por parte del Estado con numerosos agentes de información (de medios, para hablar claro), contratos a los cuales les restan, en general, entre 10 y 15 años de vigencia.
– El único motivo para instaurar una nueva ley, derogando la horrorizada ley de la Dictadura (que según él, más que la representación horrorosa creada ante ella, de Dictadura no tiene mucho ya), sería justamente esta cancelación de contratos abruptamente, sin respetar los tiempos pre-establecidos (que según informa él, fueron puestos en vigencia a modo de ‘prórroga’ por Néstor Kirchner en su momento).

Yo, en este debate al menos, claramente me identifiqué con la propuesta de Aguad. Y también leí este artículo que me esclareció algunos puntos: http://www.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=546136
Puntos como por ejemplo:
1) ¿Por qué tanta prisa en cambiar una ley que ya fue cambiada para adaptarse al régimen democrático?
2) ¿Qué tipo de cambio sobre los contratos vigentes traería aparejada la derogación de la vieja ley, en este supuesto augurio por una “ley democrática de medios“?
3) Revisando nuevamente mi punto crítico sobre los 12 expuestos en el mail anterior: ¿Quién garantiza que el Estado, que ya sabemos estuvo completamente involucrado en corrupción de información en el INDEC, pueda ejercer una administración realmente democrática, estipulando nuevos contratos a raiz de los que van a ser interrumpidos abruptamente?

Agustín Rossi, por su parte, adujo todo el tiempo una cuestión monopólica de la información. Yo creo que es totalmente cierto que el manejo de información equivale a poder, y nuevamente, para ejemplificarlo, se puede citar la transmisión aprobada estatalmente de cifras del INDEC, de muertos de la supuesta “gripe A” y demases cuestiones.
Por mi parte, de este debate concluyo que ya están dadas las condiciones de una ley democrática de medios, y que el apuro de la Presidencia por votar la ley viene por otro lado, y ahí comparto la postura de Pino Solanas en el artículo que comparto, quien sostiene que hay que prestar sumo cuidado en ver qué alcances y qué limites establecería la nueva ley.

(En este mail uso indiscriminadamente “Estado” y “Presidencia”; no tengo conocimientos políticos suficientes para identificar exactamente la fuerza, pero me refiero a aquella que quiere apurar el voto de esta “nueva” ley.)

Vi numerosos mails que ponen a figuras públicas reconocidas votando “discursivamente” a favor de la ley. Son figuras como Lanata, periodista que me cae en extremo bien y me parece super interesante. La realidad es que 1) no sé si es realmente su opinión (quizás alguien pueda esclarecerme algo sobre esto) 2) no sé hasta dónde conoce las repercusiones de la nueva ley, repercursiones como las que advierte Aguad.

Como sé que los que abrieron este mail es porque realmente les interesa, hasta ahora esta es mi postura, y creo que es importante hacer este tipo de esclarecimientos: los efectos buscados en los 12 puntos de la ley “nueva” que se quiere hacer votar ya circulan en todo el país; con el apuro por la nueva ley se está encubriendo la cancelación abrupta de contratos, con el ulterior peligro de recibir nuevas “peores” condiciones de contratación y administración por parte del Estado. Creo que hoy en día hay una libertad de prensa suficientemente apreciable. Esa es mi postura.

15 de Septiembre – Mail de María Laura Cross.

(…) Mira basicamente una ley recauchutada nunca es buena, porque aunque se le hayan hecho modificaciones, una ley con parches suele ser arbitraria y contradictoria, porque justamente esta emparchada. Los 21 (no 12) jaja son los que propusieron distintos periodistas y gente de cultura como dice ahi (mas de 300.000) y parece ser que se los incluyeron en la ley. De hecho yo la lei, aunque no entera y encontre la mayoria de esos puntos.
Siempre hay que tomar con pinzas lo que dice TN, que de hecho esta haciendo una campaña muy sucia y negativa contra el gobierno, eso tambien responde a tu afirmacion sobre el poder. Yo creo que mas alla de las cosas malas que haga o deje de hacer el gobierno, su imagen fue muchas veces trasgiversada de manera muy negativa por las cadenas de la fundacion noble.
En cuanto a segundos intereses, seguro que los hay, desde ya sacarle un poco de poder al monopolio de los noble, y lo de los contratos seguro debe ser verdad. No se que otros efectos secundarios pueda tener esa ley pero el apuro de la presidenta (tene en cuenta eso tambien) viene por una fecha muy especial, como recordaras el 10 de diciembre se cambia el parlamento y visto y considerando las elecciones del 28 de junio, es obvio que esa ley, que fijate perjudica no solo a los canales privados sino tmb a la propia oposicion, porque mas pluralidad y menos monopolio significa tambien mas voces que puedan hablar a favor del gobierno y en contra de ellos. Acordate que uno de los grandes dueños de las cadenas privadas se llama De narvaez, y la defenestracion del gobierno, colabora con las campañas de los demas partidos (ni que decir de la idealizacion de de narvaez en los medios como beneficio para el PRO).
Ahora la libertad de prensa actual es muy estrecha, ¿donde estan los canales provinciales? ¿cuando viste en el cable un canal local? ¿donde viste un canal para los pueblos originarios, que no sea mostrandolos como salvajes en discovery channel? ¿donde viste un canal de una entidad sin fines de lucro? ¿no te diste cuenta que todos los canales de aire tienen mas o menos la misma tematica y las mismas opiniones? ¿sabes las cosas que no aparecen en la tele justamente porque no convienen? ¿viste que ultimamente lo unico que aparecen son pibes desangrados, cagandose a piñas, crimines pero que nunca aparecen los abusos de la policia en las villas miseria, ni las madres contra el paco, ni las organizaciones que intentan hacer un mundo mejor? ¿no te diste cuenta del mensaje pesimista que dan todo el tiempo en el noticiero, siempre en contra de los pobres? y podria seguir un rato mas.
En cuanto a lo del INDEC, yo tengo una respuesta a tu pregunta. Los intereses de la deuda externa o de los bonos se basan en las variables del INDEC, si tiene variables altas los intereses aumentan. La “modificaciones” que se hacen, el maquillaje al INDEC no es para engañar a los pobres ciudadanos que son lo bastante inteligentes como apra darse cuenta que aumento el kilo de papas o que la pobreza no dismuniyo, etc, es para que no paguemos tanto. Si es una avivada argentina pero no es una mentira a la sociedad, ¿como se va a poder mentir sobre eso? Seria demasiado estupido arriesgarse a perder credibilidad cuando todos sabemos lo que pasa con los precios no?. Siempre pensa en el porque de las cosas. Obviamente los medios no te van a explicar eso, primero porque les conviene que pienses asi pero aparte no se puede andar publicando por ahi porque los acreedores se darian cuenta.
Por ultimo, yo creo que el gobierno debe estar sacando algun beneficio extra con esta ley porque nadie lo hace por amor a la patria. Pero si hay mas pluralidad creo yo, eso va a salir a la luz tarde o temprano, ademas si es un intercambio entre esos 300.000 para que le logre una prensa mejor a cambio de resindir contratos y si no hay otro efecto entonces mejor asi.
(…)

15 de Septiembre – Mail de Rayén Aimé Gabucci.

(…)
Después de que leí el mail de los 21 puntos, escuché en un momento a mi viejo protestando por lo que estaba diciendo Cristina en un discurso, sobre la ley y bla… Entonces yo le dije que algunos puntos que había leído sobre la ley parecía buenos, y me dijo “Hay que ver si cumplen todo eso”. Anteriormente, también le había dicho “Pero no es que esa ley es para acabar con el monopolio que hay en el manejo de la información y eso? Eso no está mal…” y mi viejo me dijo: “Ellos quieren destruir un monopolio para poner un monopolio peronista”. Mis viejos no quieren a Cristina y a los peronistas en general, tienen esa postura, yo me formé con esa postura también, pero sin embargo tengo mi opinión propia en cuanto a ciertos gobiernos (o sea, no descarto de una todo lo que sea oficialista, porque estaría equivocada si lo hiciera), como por ej. cuando vi en el colegio y en el CBC el gobierno de Perón, ahí pude tener la visión de los dos lados, cosas buenas y malas de ese gobierno.
Yo no estoy re pendiente de la política y de ciertas cuestiones del país, pero al escucharla hablar a ella o a otras personas del gobierno, escucho que ella sobre todo trata de remarcar que las cosas que hace son para lograr la igualdad, la justicia social, y apela a un montón de principios que son los que rigen al peronismo, dice que están tratando de hacer lo que hizo Perón y otras cosas. Mi opinión es que este no es el gobierno de Perón, y cuando hablo con ciertas personas que defienden a muerte al gobierno (o sea que se van a un extremo, porque no critican absolutamente nada), me dicen que Perón fue lo mejor que le pasó a la Argentina, recalcando todo lo bueno que hizo. Pero cuando les decís que él también tenía mecanismos autoritarios, represivos, que también en un momento clausuró y se apropió de varios medios de comunicación, he escuchado manga de contestaciones pelotudas del tipo “Ay, pero a nadie que esté en el gobierno le va a gustar tener enemigos”. Ok, pero tampoco irse a la mierda y no permitir la oposición.
A lo que quiero llegar con esto no es decirte “Esto es TODO una mierda” y ponerme en una posición extrema, sino que veo que ciertos proyectos que salen del gobierno después los comunican de una manera autoritaria, o ciertos funcionarios hablan con soberbia, o asumiento que tienen la razón en todo. A Clarín le mandaron más de 200 inspectores a investigar, hasta donde yo sé, después de que publicó una nota sobre corrupción en el gobierno o algo así. Si esto ocurre, me parece que hay algo que falla, algo que no está funcionando. Y ahora que leí este mail y también la nota de lavoz.com.ar, creo que sí es verdad que tienen bastante apuro con la ley, así como tuvieron bastante apuro en adelantar las elecciones que hubo en el invierno.
Ayer escuché en un discurso que la Presidenta dijo que no podía ser que el 73% de las licencias estén en manos de la misma persona, y no sé si la única solución que hay es quitárselas, sino que podrían tranquilamente sacar más licencias y dárselas a otros, no siempre al mismo. Me parece que la intención que remarcan y dicen que tienen y lo que siempre se escucha decir a los que están totalmente a favor de la ley (“acabar con el monopolio”) no es completamente cierta, es decir, no sé si quieren la ley totalmente para eso.
(…)

22 de Septiembre – Mail de Taly Baran Attias.

(…)
Antes que nada hay que ver bien quien esta detras de lo que se esta diciendo, es decir, si las criticas a la ley de medios las hace un funcionario de la UCR, pino solanas, de narvaez (dueño de varios medios) son obvios opositores del gobierno que no querran entregar el merito de tener la democratizacion de la informacion en las listas del kirchnerismo (al cual no adhiero de ninguna manera). Si las criticas la hacen periodistas estrella, radio mitre o similar, son hijos del grupo clarin, principal afectado en las leyes antimonopolicas que ven sus enormes ganancias amputadas y redistribuidas.
Yo creo que los medios tienen el poder de definir cual es la realidad, deciden las agendas tematicas con las que no van a bombardear y las que nos las van a ocultar. Lo que no sale en los medios no existe, no sucede, porque no nos enteramos y por eso no tiene peso en nuestras reflexiones. Y uno pude decir, puedo informarme si me informo mediante diferentes medios, pero que pasa si al ver tn, leer un diario, tener internet y escuchar diferentes emisoras radiales todos responden al mismo dueño? y que pasa si todos los medios del pais se reparten entre 3 grupos? y que pasa si esos 3 grupos intentan pactar entre si para ser 2 gigantescos grupos? y que pasa si la gente que tiene otras voces y otras partes de la realidad que mostrar son sencuradas por esos 3 grandes grupos y no tienen donde ir a volcar sus palabras mas que en algun blog que es leido de casualidad por familiares y amigos? eso no es libertad de prensa.
Es verdad que hay q sospechar del Kirchnerismo y ser criticos, pero hay que sospechar mas aun de los que ven a la cultura como un lugar de lucro y reducen nuestra cultura y nuestra posibilidad de estar informados a lo mas rentable y que de mas raiting (los muertos porcinos dan mas audiencia que el golpe de honduras) e incluso en la campaña de las ultimas elecciones los candidatos tuvieron que imitar a sus imitadores de gran cuñado! los medios se comen nuestro debate politico!
La ley d emedios regula tenencias para que no sean 3 voces y sus amigos los que nos dicten a todos que pensar. Yo por lo menos quiero escuchar a las organizaciones no gubernamentales y a los universitarios hablar en radio sin necesidad de obedecer a la edicion de un canal o los rajan. Tambien regula que el 70% de los capitales tiene que ser argentino, ya sabemos lo que pasa cuando se privatiza el pais y despues del 1 a 1 se vive un caos economico.
Y yo quiero ver una television y radio argentina, en la que pasen la produccion de aca, porque si eso no se hace en este pais, quien lo va a hacer? Pero mas aun hay que sospechar de una ley que nace con videla, que libertad real puede prometer una ley de los militares? yo sospecho mas de los que defienden esa ley acriticamente. Y creo que tener miedo al estado es un legado tambien de los milicos, a veces el estado puede proponer algo que puede valer la pena y no por eso hay que alejarse.

(…)

adjunto: Una nota del pagina 12 de horacio gonzalez, director de la biblioteca nacional y seguido un mail que me llego por ahi….

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/121905-38883-2009-03-21.html

La creciente beligerancia que se observa de parte de los medios de comunicación concentrados frente a las nuevas regulaciones estipuladas en materia comunicacional por algunos gobiernos, esconde en realidad un forcejeo mucho más amplio entre Estados que avanzan hacia un lugar que abandonaron en el pasado, y compañías que ven declinar parte de un poder que supo ser hegemónico. Evidenciada tanto en Latinoamérica como en Europa y Estados Unidos, esta es una pelea económica pero también simbólica, porque como señala Foucault, “El discurso no es simplemente aquello que traduce las luchas (…) sino aquel poder del que uno quiere adueñarse”. El gran término en disputa en este momento pareciera ser el de Libertad..

Por más que parezca extraído de un manual socialista de viejo cuño, el capital responde en conjunto en defensa de sus intereses. Esto no se debe contemporáneamente a alguna clase de complot elucubrado por una mesa chica de gorditos con cachetes colorados, sino más bien a que la matriz de nuestra economía (surgida del modelo financiero posterior a la crisis del petróleo de los 70s) se centra en la diversificación de los negocios en pos de la rentabilidad. Este principio, tan válido para las compañías transnacionales como para las más modestas a nivel local, genera una enorme concentración de la riqueza en pocas manos, y se nutre de una ideología que ha dado en llamarse neoliberalismo. Según sus teóricos más avezados, como Milton Friedman, la liberalización económica es lo único que garantiza automáticamente la libertad individual, puesto que se entiende que de la competencia entre actores surge un equilibrio liberador. Pero en países con niveles de desigualdad como los latinoamericanos, la capacidad de concentración del capital (y su consecuente restricción a esta libre competencia) se ve exacerbada por una serie de factores que van de la corrupción a la ineficiencia, y se profundiza gracias a tradiciones históricas que incluso la convierten en una virtud bien ponderada. La inteligencia neoliberal subraya entonces, que con instituciones estatales débiles como las nuestras, lo único que permanece inalterado con el paso de los años es el mercado, ya que se rige por leyes que escapan a las decisiones locales. En consecuencia, brindarle al Estado herramientas a largo plazo daría lugar a altos grados de discrecionalidad que atropellarían los principios más básicos de libertad.

La debilidad de esta noción, repetida incansablemente por la maquinaria propagandística de las corporaciones a través de los medios de comunicación concentrados en su entorno, se observa cuando descubrimos inevitablemente que en el campo de la vida social, lo único que nos es dado elegir directamente es a nuestros gobernantes. La libertad neoliberal no incluye la posibilidad de que los usuarios coloquen con su voto a los gerentes de las compañías, ni a los publicistas que nos bombardean en el espacio público, ni casi nada más que a nuestros representantes en el Estado (un Estado que por cierto es para ellos el limitante de dichas libertades). En contrapartida, nos ofrecen dosis de libertad al elegir a través de nuestro consumo las opciones que la libre competencia nos brinda. Pero ¿qué hay de la libertad cuando no existe esta competencia?

La esfera de la opinión pública aparece aquí en su magnitud fundamental, porque si nuestro margen directo de libertad queda reducido al ejercicio del voto, deberíamos poder informarnos de un modo lo más transparente posible acerca de las opciones que la política nos presenta. Pero si los medios de comunicación se encuentran en pocas manos, entonces nuestra libertad queda a merced de la simpatía o antipatía que un gobierno o un partido tenga con el conglomerado mediático. El modo más claro de registrar la envergadura de este dilema, es observando que todos los gobiernos que han procurado avanzar sobre el mercado para regularlo, tarde o temprano se han visto impelidos de labrar alguna clase de legislación que acote el alcance de los medios privados o en su defecto han sufrido graves consecuencias. Un claro ejemplo de esto ha sido el Golpe de Estado que se impuso en Venezuela en 2002 originado por un paro patronal encabezado por la asociación empresarial, y que no pudo realizarse sin la comprobada complicidad de los grandes medios de comunicación, como muestra el documental La Revolución no será televisada de Kim Bartley.

Repensar el concepto de libertad que construimos en la democracia post-dictatorial, resulta primordial finalmente en razón de la propia estructura de las repúblicas contemporáneas que entienden que si bien las mayorías deben gobernar, las minorías deben tener también una representación política efectiva (basta pensar que la reforma constitucional del ´94 agregó un Senador con este objetivo). Esta idea, aparece en contradicción con el último rasgo que surge del discurso neoliberal y que hoy en día es defendido por muchos periodistas de gruesa firma: la libertad de ser exitoso. Según ellos, las posiciones dominantes o monopólicas no se deben a deficiencias inherentes a las asignaciones del mercado, sino simplemente a que las audiencias los eligen masivamente. Si el Estado funcionara con estos principios, la Ley de Comunicación Audiovisual ya habría sido aprobada hace más de veinte años por el primer gobierno democrático.

La estrategia de las compañías y de sus aliados políticos es la de defender a rajatabla (aunque en ocasiones entre susurros) la idea de que la libertad de empresa es sinónimo de Libertad (a secas). Desarticular esta concepción que han sabido esparcir hasta permear a gran parte de la sociedad convirtiéndola en un hecho casi objetivo, es de una magnitud enorme puesto a que cuentan con bastas herramientas como la publicidad y los grandes conglomerados noticiosos. Sin embargo es imprescindible comenzar a hacerlo justamente en pos de la Libertad y para terminar de cerrar un capítulo abierto desde 1810. Porque como señalaba el periodista Mariano Moreno en 1809: “Elevadas hoy día a un mismo grado las necesidades naturales y ficticias de los hombres, es un deber del gobierno proporcionarles por medios fáciles y ventajosos su satisfacción (…), pues asegurada entonces la abundancia, tiene proporción de elegir con arreglo a sus necesidades y recursos, sin exponerse a los sacrificios que impone el monopolio…”

*Politólogo. Docente Política Latinoamericana. UBA. Observatorio Sindical de Políticas Universitarias. CONADU. CTA. calcagnoagustin@gmail.com

Hasta acá llegan todas las opiniones mencionadas.
Vuelvo a aclarar, el motivo de este post es radicalizar la mirada y poder nutrirse de distintas posturas críticas, cuestión que a veces ayuda y permite cuestionarse la propia.

Solo me quedaría agregar, como última opinión mía (última en este post, que no quiero hacer demasiado extenso), que no me parece ingenuo que se esté diagramando una movida política, con el aparante objetivo que la Presidenta viaje al exterior. Esto, para quienes desconocen acerca de la asunción del cargo vicepresidencial, haría que Julio Cobos tuviese que asumir la Vicepresidencia; por ende, no podría proferir voto a favor o en contra de esta Ley, ya que al asumir el cargo de Vicepresidente deja de ejercer su función de Presidente del Senado. Es importante, para esto, reconocer qué tipo de fuerza e intereses defendería Cobos, a quien se hizo famoso por su voto negativo sobre la resolución 125. Con esto quiero decir: está clarísimo para mí que se quiere dejar fuera de su cargo, de manera siniestramente estratégica, a la única fuerza que podría detener la promulgación de esta “nueva” (y para mí, innecesaria) Ley. Eso es todo.

Campaña "Un Techo para mi País" Argentina.

septiembre 18, 2009

Simplemente comparto el spot que me mandó mi hermana, quien tiene un compañero de Ingeniería que está metido en la movida y varias veces contó cómo funciona.

Hace un tiempo vi una entrevista que le hicieron a dos representantes del movimiento, en el programa de Mirtha Legrand y también me pareció muy coherente e interesante la postura expresada.

Un Techo para mi País, Argentina.

Yente – Prati y Miguel Angel Ríos en el MALBA – 2009 9 15

septiembre 15, 2009

Ayer fuimos con Rayén a ver la nueva exposición en el MALBA de Yente – Prati.
Lamentablemente no conseguí imágenes que dieran un acabado retrato de lo que es la muestra, pero la recomiendo mucho. Tiene formas abstractas y colores que tanto a Rayén como a mí nos atrajeron mucho; fue un viaje visual lindo y lleno de color.
Acá les dejo un link al “auspicio” en la página del MALBA: http://www.malba.org.ar/web/exposicion.php?id=96&subseccion=actuales

También vale muchísimo la pena ver unos cortos que también están proyectándose ahora en el museo, cortos de Miguel Ángel Ríos: http://www.malba.org.ar/web/exposicion.php?id=94&subseccion=actuales

Acá abajo me doy la libertad de ‘embeddear’ uno de los cortos expuestos, On the edge. Está ese y otros dos más, uno de fútbol (cuya idea me gustó pero el producto no me atrajo mucho) y otro de un tipo haciendo un baile con unas boleadoras muy particulares (que también me encantó).

Antes de ver el corto, vale aclarar que verlo acá por YouTube no tiene comparación alguna con verlo en el museo. Los cortos están expuestos en salas especialmente preparadas, con un sonido increíblemente bueno y pantallas considerablemente grandes. Con esto pretendo alentarlos a que vayan a ver la versión “en vivo y en directo”, que es notoriamente más satisfactoria y vívida que esta reproducción virtual.



Ojalá puedan darse una vuelta a la expo y a ver los cortos. La entrada a la parte de la exposición sale $15, pero nosotros, afortunados universitarios, pagamos $5 llevando la libreta que nos acredite como estudiantes. Para ver los cortos no hay que pagar un peso, así que si andan cerca y no tienen ganas de gastar plata, no hay excusa, jeje.

Ah, para dejárselos todavía más en bandeja… MALBA: Av. Figueroa Alcorta 3415

Las Sombras Duales – 2009 9 13

septiembre 13, 2009
Leandro González y Victoria Yani.
Parque de los Niños, Viernes 11 de Septiembre de 2009, 11:12hs.

Pocas personas conciben mi concepto de "esperar el colectivo" – 2009 9 5

septiembre 5, 2009

Ayer estuve aproximadamente una hora esperando al 140, sobre avenida Córdoba, pasando “el puente” (no sé cuál, es “el puente” que pasa uno cuando se toma el 140 que va por avenida Córdoba).

Hacía mucho que no tenía la experiencia de estar “estancado” en un espacio-tiempo de esa manera, a la manera que mi única opción posible, “dable” para “mí”, era esperar. O sea, podía haberme tomado otro colectivo (hacia destinos inciertamente conocidos), podría haberme tomado un taxi (pero si ayer a la noche no estuve dispuesto a pagar 40 pesos para entrar en un boliche, probablemente deducirán correctamente que tampoco estoy de acuerdo con tomar un taxi), etcéteras.

Hace un tiempo hablaba con Rayén acerca de la concepción (que al menos yo pude inteligir) que hace Heidegger acerca de la angustia.
Digamos, la pregunta inicial ante el fenómeno de la angustia, en relación al enfoque fenomenológico (que supone la intencionalidad, ante todo), es: Angustia… ¿ante qué?
La situación inicial, fenomenológicamente hablando, sería un escenario con estos parámetros: un Mundo, en el cual vivimos, y el cual vivenciamos a la manera de ser concientes en él a partir de lo sensible que nos provee el aparato conciencia-percepción indisolublemente ligado a la experiencia del cuerpo en lo Real.
Entonces, situación inicial planteada: somos en este Mundo, estamos acá, donde sea que el deíctico lleve en cada lector y lectora particular de esto que escribo. Yo estoy acá, vos estás ahí, allá, que es tu “acá”. Estás vivo, estás viva, leyendo esto.

Segunda cuestión, para introducir el fenómeno de la angustia. Dentro de mi ambivalencia afectiva hacia la obra de Lacan, hay una cuestión que utilizé de soporte en la charla con Rayén. Lacan habla de nuestro miedo a la vida, del miedo a estar vivos. Él sostiene que lo que nos apresa en la angustia es la indeterminación de la vida en tanto enigma, misterio intransitable y cuya solución única parece estar trazada en “lo imaginable” acerca de la muerte: la seguridad de morir.
Es decir, Lacan plantea que aquello que nos da soporte para soportar la angustiosa existencia de vivir, es paradójicamente la seguridad que provee el hecho de saber que algún día, toda nuestra vida física-existenciaria va a terminar… que nos vamos a morir.

A colación de esto, un corto videillo de Youtube en donde encontré a Lacan teorizando sobre lo antedicho.

Y ahora, siguiendo con Heidegger, se plantearía esta cuestión análoga al planteo de Lacan. Para Heidegger, el fundamento de la angustia, lo “ante qué” de la angustia, se encuentra en la “posibilidad de vivir”, en tanto responsabilidad por la propia vida.
Digamos, una forma de encarar filosóficamente el concepto de existencia, sería decir algo así como: Bueno, no entiendo la vida, no sé exactamente qué es, pero yo estoy vivo y soy totalmente responsable de este cuerpo constituyente y constituido en lo Real. En tanto tomo eso como supuesto básico para mi existencia, tengo que entender que siempre (bueno, no siempre, pero se entiende) tengo al alcance de mi existencia la libertad suficiente para elegir el decurso de mi vida.

Es un planteo muy cercano al fundamento existenciario de Sartre, que no recuerdo textualmente pero dice algo así como que somos totalmente responsables por nuestras vidas, que somos, los actores y las actrices, creadores y creadoras, de nuestras vidas.

Entonces, volviendo… la angustia, ¿ante qué? Ante la posibilidad indeterminada de vida, ante la responsabilidad de ser uno o una quien en mayor o menor medida puede definir los parámetros existenciarios del decurso de la propia existencia.

Recuerdo hace un tiempo salí a caminar “sin plan”, digamos, el plan era “caminar”; era Domingo a la tarde-noche, y la avenida Corrientes (a las alturas del centro) no estaba “suficientemente” iluminada. ¿Qué encontraba yo allí? Bueno, aparte de querer encontrar “Fenomenología de la percepción” de Merleau-Ponty (finalmente lo encontré otro día en Plaza Italia), estaba encontrando-me yo “allí”. Estaba yo allí, vivo, existiendo, viviendo esa tenue iluminación que fácilmente podía desgarrarme en angustia. Estaba transitando o coqueteando con la posibilidad de una angustia ante mi vida, ante lo indeterminado que resultaba a priori el hecho de salir a caminar por el solo hecho de caminar.

La diferencia con la situación de ayer, en donde yo me encontraba esperando, es que ahí no había demasiado movimiento corporal, más que golpes rítmicos (y obsesivos) con mis pies o mis manos. Primero me escapé de la situación calzándome los auriculares para escuchar a Steve Reich, y luego de alguna manera elegí sacármelos y empezar a observar de lleno el paisaje que integraba y que me estaba llenando en ese momento. Ahí de alguna manera abracé la sensación de “estar ahí”, de sentirme en el momento, de estar viviendo el momento. De estar sólo en una parada de colectivo, con muy pocas esperanzas de ser rescatado por el colectivo prontamente. Era estar ahí, esperando, escuchando, viendo la cantidad de colectivos-que-no-eran-el-140 que pasaban frente a mí. Viendo a algunas personas, del otro lado de avenida Córdoba, meando contra las paredes. Camuflándome a voluntad de una persona que dentro de la aventura prejuzgué como un posible ladrón. Existiendo ahí a la manera de “la espera”, del acontecimiento glorioso que suponía para mí ver un colectivo rojo acercarse, con la insignia en verde, “140”.

Creo que ahí también estaba apresándome la posible angustia. Digo, no me angustié, pero la angustia podía ser en cualquier momento, a la manera de “enojarme”, de “impacientarme”, de “irme”, de cualquier manera. Yo elegí vivir la espera, que el colectivo viniera a suplir mi necesidad. Engañosamente, diez minutos antes que llegase el colectivo, se sumaron a mi espera dos personas más. Pero más allá de contarles que probablemente el colectivo ya estaría por llegar dada mi sostenida espera de una hora (que supuestamente devendría en un entonces, ya tiene que venir algo egocéntrico), todavía tenía ese espacio de sentirme solo ahí, de vivir la espera en soledad de algo tan simple como un colectivo que en aproximadamente treinta minutos, me devolvió finalmente a mi casa.

_____

Acabo de titular el post; hay pocas personas en mi vida cotidiana que comprenden vivencialmente el concepto de “esperar el colectivo que me lleva a casa” a la manera de quizás tenga que esperar una hora.
En general mis amigos de Belgrano pueden tomarse cuatro o cinco bondis en cualquier lugar, que no tardan más de cinco minutos en llegar. Por tanto, apurarse, demorarse, perder uno, dos o tres no cambia radicalmente la situación.
En mi caso, soy de esas personas que cuando se disponen a retornar a su casa, caminan rápido hacia la parada, ya que “perder el bondi” implica, en los tiempos de tránsito de colectivos que me llevan a mi casa a la madrugada, mínimo una hora de espera hasta el próximo.
Por ello, realmente pocas personas (usualmente las que encuentro en la parada) conciben mi concepto de “esperar el colectivo”.